Historia de la Lotería Argentina

La Lotería Nacional a fines del siglo XIX, más precisamente, el 16 de Octubre de 1893 mediante un decreto del Congreso Nacional que autorizó la realización de un juego de lotería de beneficencia, con el objetivo de destinar los fondos para mejorar la calidad de vida del pueblo mediante la subvención de construcción edilicia, proveer auxilio para la población ante catástrofes naturales y el equipamiento de la Biblioteca Nacional. Esta lotería de billetes fue el único juego disponible durante 51 años, hasta que en 1944 el Gobierno tomó las riendas administrando la Lotería Nacional de Beneficencia, los casinos y salas de juegos. Luego, en 1953, también tomó la administración de los hipódromos de Palermo y de San Isidro. Desde ese momento y hasta 1990 fueron lanzados oficialmente gran cantidad de juegos.

En el año 1990, mediante un decreto, la Lotería Nacional se constituye en una Sociedad del Estado, lo que da lugar a una transformación estructural con el objetivo de modernizar administrativa y operativamente las actividades del organismo. En 1993, se lanza una variante de la Quiniela, la Quiniela Poceada y se celebran convenios con jurisdicciones provinciales e internacionales (Uruguay) para regular la actividad clandestina. Durante este mismo año, fue inaugurada la primera sala de bingo y se implementó el Premio de los Niños Cantores. Este premio simbólico consiste en un monto fijo mensual que se entrega a escuelas sin recursos e instituciones sin fines de lucro a lo largo de todo el país. Un año después, en 1994, la Lotería Nacional, ya Sociedad del Estado, siguiendo su política de modernización del organismo, implementó un sistema online para la captación de apuestas. Así los apostadores pudieron comenzar a realizar sus apuestas desde cualquier lugar donde hubiera una Terminal de juego electrónica, ya sea dictando los números al agenciero u optando por una apuesta automática. Estas terminales se conectan en tiempo real con un sistema de computadoras centrales que validan la apuesta.

El año de 1999 representa un año de grandes novedades para la Lotería Nacional S.E. Este mismo año, es lanzada “La Solidaria”, un juego cuyos billetes son de venta callejera, y cuya implementación tuvo como objetivo insertar en el mercado laboral a personas con capacidades diferentes, quienes son los promotores de venta exclusiva de dicho producto. Ese mismo año se modifica el billete tradicional de lotería, pasando a ser un entero de seis cifras denominado La Grande de la Nacional. Durante este año se inaugura el primer Casino Flotante administrado por la entidad, el cual funciona en un barco amarrado al puerto de la ciudad de Buenos Aires.

A su vez, este organismo cuenta con una importante presencia nacional e internacional. Es miembro de la Asociación de Loterías, Quinielas y Casinos Estatales de Argentina, la cual es una asociación civil, sin ánimos de lucro que centraliza a todas las Loterías del Estado Provinciales de la República Argentina, y cuyo objetivo es defender y promover los fines de bien público, motivo de la creación de la Lotería Nacional.

A nivel internacional ha presidido en 1993 la Corporación Iberoamericana de Loterías y Apuestas del Estado, y se ha incorporado al Comité Ejecutivo de la Asociación Internacional de Loterías del Estado. En 1998 organizó y fue sede del “XXII Congreso A.I.L.E. Buenos Aires ´98”, lugar en el que se fijaron y ampliaron las bases que darían origen a  la superestructura única que regirá la actividad de las Loterías en el ámbito internacional: World Lottery Association (W.L.A.). Actualmente la Lotería Nacional S.E. es Miembro Ejecutivo de dicha Asociación.